Across the Universe

Descubrir algo nuevo y ponerle tu propio nombre (o el apelativo que más te guste) tiene que ser algo único. Lo suyo sería hacerlo uno mismo, viviendo una aventura o al menos el proceso del descubrimiento. Si eres una persona vaga o no quieres complicarte la vida puedes registrar una estrella, estilo Un Paseo para Recordar. Lo malo es que te cobran bastante dinero (120€ la opción más barata) por ponerle el nombre a la luz brillante. Siempre puedes hacerlo de forma más modesta y gratuita gracias al ayuntamiento de Barcelona (yo solo usé este método, no voy a dar dinero a alguien por decir que un punto en el firmamento tiene mi nombre).

Curiosamente hoy se hizo publico el descubrimiento de la que es a día de hoy la galaxia mas lejana. ¿Sabes como la han llamado? Nada más y nada menos que ‘A1689-zD1‘. Vaya titulación más poco original, si me hubieran dejado poner el nombre a mí hubiera sido mucho más ocurrente. Quizá ‘Galaxia Muymuylejos‘, ‘El infinito y más allá‘ o mejor, ‘Una galaxia muy muy lejana‘, así los títulos del principio de Star Wars tendrían más gracia. (Cabe resaltar las veces que he utilizado en estos dos párrafos el monosílabo ‘más’, debo tener un complejo de inferioridad o algo por el estilo).

¿Te has preguntado alguna vez a que huele el espacio? No es una cuestión sin respuesta, como las del anuncio. Según Don Pettit, que no tengo ni repajolera idea quien es pero seguro que es listo, huele a algo metálico. No lo he olido, pero estoy practicamente convencido al 100% de que me seguiría quedando con mi olor a coche nuevo y la gasolina entrando en mi cabeza a través de mis orifícios nasales. Hace unos días, la NASA (que es lo mismo que decir decir muchas veces seguidas asan) envió hacia Polaris el Across the Universe de los Beatles. ¡Qué noticia más curiosa! dijeron muchos. ¡Qué elección tan apropiada! dijeron otros. ¡Ahora John conocerá más paisajes! dijeron los fans de Lennon. ¡Quizá los aliens compren discos! dijo Yoko Ono. ¡Pobres alienígenas! dijeron los Beatlefóbicos…

Yo, como buen Beatlemano (unión de Beatles y la palabra mitómano para quien no lo sepa) aprovecho esta información y cambio la temática espacial por la musical. Dicen por ahí que Frank Sinatra siempre afirmaba que Something era la canción de amor más asombrosa jamás escrita. Incluso fue la única canción que versionó a los Beatles durante infinidad de conciertos. Esta composicion, de George Harrison (quien siempre estuvo a la sombra de John y Paul, aunque con composiciones soberbias como My Sweet Lord), es realmente preciosa. La mayoría de la gente creía que estaba escrita para su esposa Pattie, pero él mismo confesó que la había escrito pensando en Ray Charles. Curioso. Algo así ocurre con el Wonderwall de Oasis, todo el mundo imagina que se lo escribía a su novia o amada y realmente lo hizo pensando en un amigo. A Harrison le gustaban varias versiones, entre ellas la de James Brown. Yo me quedo con la original, y el video con ese color característico de finales de los 60.

You´re asking me will my love grow?
I don´t know, I don´t know
You stick around now it may show
I don´t know, I don´t know

No quiero decir mucho más por hoy. Tan solo un par de reflexiones. ¿Te has dado cuenta alguna vez de lo absurdo que son los horóscopos? ¿Y lo doblemente absurdos que son los horóscopos incluidos dentro de las revistas del corazón? Estos últimos, aparte del clásico ‘será una semana interesante, una antigua amistad volverá con fuerza a tu vida‘ añaden comparaciones con las vidas de los famosos. Esto es algo así: ‘Es un tiempo propicio para realizar un viaje, como Ana Obregón y su hijo que han estado en Baqueira‘. ¿Quién escribe esto? ¿Le pagan? ¿Cuanto? ¿Si hiciéramos una colecta entre mucha gente y le pagáramos más que la revista dejaría de hacerlo? Me imagino el funcionamiento. Primero encontrar un par de famosos de cada signo, ver que han hecho esa última semana y a partir de ahí escribir el texto. ¿Que se han separado? Pues nada, será una ‘semana difícil en el terreno sentimental‘. Si han tenido un hijo será ‘momento propicio para afrontar nuevos retos’… etc. Pa té ti co.

La otra reflexión… nada (Sabes, me acabo de dar cuenta que ni siquiera sé si me estás leyendo). Es solo sobre cuan patéticas podemos llegar a ser las personas. Yo personalmente, no entiendo nada. Nada de nada de nada. Me consume cuando intentamos aparentar normalidad, y realmente no hay nada normal. A veces se agradecen frases como ¿Pero a tí qué coño te pasa? ¿Me lo puedes explicar? Creo que son más agradecidas que llevarlo todo con normalidad. Es como si un hijo llega a su casa completamente lleno de sangre, demacrado, con golpes por todas partes. Se sienta a comer la comida, su madre se sienta enfrente, le mira y dice ‘¿Qué tal el dia? Hacia frio. ¿No?‘ Lo peor no es eso, sino que encima el hijo responde ‘Bueno, el examen bien, sacaré un ocho‘. Viva la comunicación.

Published in: on febrero 13, 2008 at 4:34 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Delicioso

Llevo todo el día (bueno, todo mi día, desde por la tarde… teniendo en cuenta que me he levantado a las tres y mucho) con una palabra en la cabeza. Seria la ‘palabra del día‘. Delicioso.

Me lo ha inspirado este video. No sé porque… intentemos analizarlo. ¿Crees que será por los dos segundos del inicio, esos preciosos zapatos con las medias? ¿Por la clase, estilo, y forma de pintarse las uñas que tiene la mujer? ¿Por su asombroso parecido con Sofia Coppola? ¿Por el delicioso final? Es posible, probable, que algo de eso tenga que ver. Pero no, porque oí la canción antes de ponerla cara. De la letra de ese tema, me quedo con esto:

suppose i never ever met you
suppose we never fell in love
suppose i never ever let you kiss me so sweet and so soft
suppose i never ever saw you
suppose you’d never ever called
suppose i kept on singing love songs just to break my own fall
just to break my fa-a-a-a-a-a-ll

Ayer no conocía la existencia de esta ‘Regina Spektor’, amiga de mis amigos The Strokes (Su primer disco, Is This It, me marcó. Hasta tenía un fondo de escritorio suyo diseñado por mi.) La verdad es que me resulta curioso como he llegado hasta ella. Hoy, estaba reviendo post de mi antiguo blog, el de blogger. En la última entrada habia un comentario, yo suponía que de Kati o algo así… ¡Pero no! Era una tal ‘runa’ que decía que lo poco que había leído le había parecido precioso. Si mi cara representaba en ese momento como me sentía, debe haberse puesto con unas facciones de sorpresa grandes. Me sorprende que alguien que ni me conoce piense algo así, la verdad. Luego estuve cotilleando por el perfil de susodicha comentarista y por su blog. Coincidimos en algunas cosas. Creo, que ella debió buscar gente a la que le gustara Marlango y a partir de ahí llegó hasta mi blog… firmando en una entrada de Noviembre de 2007 un primero de Febrero de 2008.

Conociendo a Jane Austen es otra película que se podria etiquetar como ‘comedia romántica’ o ‘drama’, según el crítico y sus críticos criterios. No tiene gran cosa, los personajes no dejan de ser un esqueleto sin profundizar demasiado, muy estereotipados. Sin embargo, consiguió hacerme reír en algún momento, y se ve con bastante facilidad. Diría qué es lo que más me llamó la atención, y pondría un trailer para que se viera un trozito, pero no. Si no has visto la película, no tiene sentido que diga nada. Y el trailer solo dura dos minutos, pero le es suficiente para mostrarte un montón de trozos importantes de la película sin orden cronológico alguno… ¿Quién se encarga de hacer los trailers? ¿Les pagan para intentar joder la película al que va a verla después, poniendo escenas del final en ellos? ¿No seria mejor crear un trozo de video de unos pocos minutos explicando de que trata la película sin sacar ninguna escena de la película?

Al verla, y debido a una de las ‘subhistorias’ que hay en ella, me he sentido un poco imbécil. Esta mañana me levanté y puse en privado el invento de este diario. No lo quería borrar, pero tampoco quería dejarlo abierto, asi que trasteé hasta hacerlo privado. ¿Razones? Mi cabecita se inundó pensando que lo que la noche anterior habia parecido una buena idea en realidad no era mas que otra tonteria. Que no era necesario, era saturante y tu no te merecias esto. En el buen y en el mal sentido. Ciertamente, estoy cansado de (mis) gilipoyeces, un hastío que no es necesario. También tu tienes tu parte, pregúntate cuanto haces tú. Pregúntate que pasaría si un día llegamos y yo estoy calladito y no se me ocurre nada que decir. ¡Pregúntate! Cuando yo me comporto como un capullo, sé que me estoy comportando como un capullo. ¿Por qué me dejas? ¡No me dejes! Sé que deberia mostrarme mucho mas cercano en días como hoy, y tu deberías hacerme hacerlo dando ejemplo. Quiero mostrarte una conversación, pero no creo que ni aquí ni ahora sea el sitio adecuado.

Si lo es, en cambio, para esta otra cosa. Seguramente tu ya la conocieras, pero para mi ha sido un descubrimiento:

“…te cambio tu corazón por el mío, para mirarlo y mirarlo…”

¡Qué graciosa me ha resultado! ¡Qué letra tan apropiada!

Mejor poner algo más ‘cookie’ para ponerle punto a esta entrada. Algo como… Madeleine Peyroux. Pero no, no habrá canción ni video. Intuyo que todo ese rollo de cantautoras alternativas te acaba cansando. Y ni te gusta. ¿Cierto o incierto? ¡No me mientas, yo no soy vasco y esto no es la luna! ¡Y tampoco tengo el mismo objetivo! En cambio, creo que Las Vegas si que te gusta. Un regalito. Es un video grabado de noche desde un helicóptero, a una calidad tremenda. Para ponerlo a pantalla completa y abrir la boca, un lujazo para la vista. Eso sí, ocupa mucho, quizá no lo puedas ver. Yo lo tengo descargado, para cuando tenga una pantalla gigante poder ponerlo y sentir que vuelo sin volar. En mi vida, ¿Volar es un sueño posible o imposible?

 

Published in: on febrero 12, 2008 at 3:31 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,